Inicio / D-Todo / ¿Y Recién Ahora Te Das Cuenta?

¿Y Recién Ahora Te Das Cuenta?

Abandono

Se demoró dos años y medio en entenderlo. Tuvieron que pasar 122 semanas y un poco para que le crujiera. 859 días y noches de oscuridad para que – ¡suddenly! – le llegara la luz.

Y ahora pretende que le crea. Así no más. Después de todo lo que viví cuando – arbitraria y unilateralmente – me dejó, después de los cientos de días de llanto, las miles de noches de desvelo, las infinitas conversaciones con las chicas que me aseguraban el “todo va a estar bien…”.

Después de tener que besar mil sapos en busca de un nuevo príncipe, después de intentar el cuentito del sexo sin amor, después de fingir enamoramientos furtivos para olvidarlo…

Después de escribir miles y miles de palabras de amor y odio, furia y angustia, locura y redención sólo para dejarlo ir…

Ahora pretende que le crea.

Después de optar por el autoexilio para no encontrarlo, meterme al gimnasio para eliminarlo, encontrar una nueva carrera para no pensarlo. Después de imaginarlo triste y fracasado, solo y desolado, perdido y frustrado, aparece. Como su fantasma incansable que hace alarde de haber conquistado al único corazón que no sabe olvidar, reaparece.

Y pretende que le crea.

Así, quiero hacer mi primer statement: ¿RECIÉN AHORA TE DAS CUENTA, PELOTUDO? ¿Lo que yo siempre supe, te tomó todo este tiempo en dilucidarlo?

Lo siento. No te creo un carajo. ¿Una noche de loca borrachera, besos públicos y lindas palabras borra el pasado? No. ¿Te quieros, eres mi amor de siempre y para siempre, para-toda-la-vida-mails y promesas de eternidad eliminan el dolor vivido? No.

Ahora… ¿lo quieres de verdad? Búscalo. Peléalo. Ámalo. Y, con hechos, trata de convencerme…

Y aquí estoy. Patéticamente, esperando una señal, buscando la noble actividad, actitud o ritual que me neutralice la no-tan-dulce-espera o, en el peor de los casos, las fórmulas mágicas, maleficios o pócimas que me hagan volver a olvidar.

Espero… y mientras espero, le vuelvo a creer. Pelotuda.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Victoria Fernández

Victoria Fernández
Soy una mujer como cualquier otra, pero a diferencia de muchas, digo lo que pienso, hago lo que digo y soy como soy.

También puedes ver

Romeo y Julieta 2.0

Vivir en el siglo XXI tiene sus ventajas: existe la depilación laser y definitiva, hay …