Inicio / D-Chile / Aborto en Tres Causales

Aborto en Tres Causales

hqdefaultProyecto Ley de aborto en tres causales: peligro de vida de la mujer, inviabilidad fetal de carácter letal, embarazo por violación. El Ministerio de Salud de Chile, indica que son 33.000.- los abortos al año, mientras que otros estudios indican 166.000 al año, (fuente:http://amnistia.cl/web/wp-content/uploads/2015/08/PRINCIPALES-DATOS-Y-CIFRAS-SOBRE-ABORTO-EN-CHILE.pdf )

Mientras tanto, el Estado no es capaz de generar políticas preventivas, de contención y de reacción para quienes son víctimas del dolor de haber abortado, y la sociedad sí se atreve a juzgar.

La propuesta de ley que despenaliza en parte el aborto parece ser insuficiente porque no logra poner en resguardo a la población que se estima que al año pasa por un aborto, ya que el 20% de los embarazos en Chile son riesgosos (fuente: http://mobile.latercera.com/noticia/nacional/2015/03/680-621265-9-minsal-una-de-cada-cinco-embarazadas-presenta-patologias-de-alto-riesgo.shtml), el 0,5% de los embarazos tienen inviabilidad fetal, http://www.lasegunda.com/Noticias/Nacional/2013/10/888939/aborto-medicos-discrepan-sobre-cuando-feto-es-inviable y el 0,02% de los embarazo del 2014, son embarazos productos de una violación, según fuente http://www.latercera.com/noticia/nacional/2014/02/680-563638-9-sename-asistio-a-58-menores-embarazadas-producto-de-una-violacion-entre-2012-y.shtml . Se dice que Chile es una de los países donde no se permite el aborto, al igual que Malta, Vaticano, Rep. Dominicana, El Salvador y Nicaragua, pero otras fuentes indican a Haití y Andorra como parte de esta lista. Desde el año 1967 aprox. hasta 1989, el aborto terapéutico era permitido.

Si tuviera que tomar la decisión de hacerlo, creo que no lo haría, pero si alguien cercano lo hiciera, la contendría y querría que cuando lo haga, no lo tenga que hacer en la clandestinidad, sino que lo hiciera con un equipo médico, el equipamiento óptimo y que recibiera el apoyo psicológico para superar el duelo.

Entre 33.000 y 166.000 personas estarían realizando esta práctica clandestina sin los resguardos suficientes para velar por su integridad física, porque la sociedad en la que viven, no comprenden sus razones y sólo los juzgan por tomar la decisión.

Algunos dirán ¿y quién vela por esa vida que está siendo flagelada en ese instante? o; ¡Bien merecido lo tiene, por estar haciendo lo que hace! También hay que imaginar el calvario, el duelo, los pensamientos de no estar presente para sus seres queridos si todo sale mal en el momento del parto. Es cómodo opinar con el celular en la mano en el confort de nuestro espacio de lectura. Esta ley despenaliza parte del acto y cambia el contexto donde se practica, lo que es un avance, pero no es suficiente.

No creo que con esta ley seamos capaces de mejorar las cifras antes vistas, parece que el objetivo es solamente despenalizar, pero pienso que el Estado puede más, no basta con cumplir con el programa.

Unas importantes mejoras serían que, lo que el Estado destine en cuanto a fondos financieros e infraestructura para el aborto, también lo destinara de manera progresiva en 20 años, hasta alcanzar el triple de los recursos, a la creación, implantación, seguimientos y evaluación de al menos 3 políticas:

  1. Políticas preventivas: de educación sexual para evitar embarazos no deseados, la prevención de las violaciones (nadie tiene derechos sobre otra persona),
  2. Políticas de contención: para quienes manifiesten su intención de abortar se implementará un programa de apoyo con acompañamiento social, médico, psicológico, formativo, asistencial, informativo y oportuno.

Y por último a construir el punto 3. Políticas de acompañamiento: para quienes dentro de la acción anterior finalmente opten por la vida y decidan llevar a buen término su embarazo, se le generarán los mismos puntos de la Política de Contención, más las asistencias solidarias, que le permita apalear los esfuerzos que significa optar por la vida cuando se evaluó el aborto.

Así podremos decir que el Estado no incentiva el aborto, que apoya a quienes dudan en el camino, que se mejoran las cifras, y que estas pérdidas no han sido en vano, porque una pérdida podrá salvar otra.

Un abrazo y muchas gracias por tomarse el tiempo de leer y no te olvides de calificar la columna.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca E. Santana - Bauzá

E. Santana - Bauzá

Persona, papá de dos niños maravillosos, felizmente casado con una gran mujer que es esposa y mamá en combinación perfecta. Arquitecto de profesión, MBA (c) poseedor de la vocación de servicio público, emprendedor, liberal y demócrata. Hijo de una gran mujer.

También puedes ver

El Anuncio del Gobierno sobre las AFP

Para cuando se hablaba de “no más Administradores de Fondos de Pensión (AFP)”, ¿con esto …