Inicio / D-Todo / Creer en Dios

Creer en Dios

Dios (foto columna)En clase de redacción especializada, el profesor hizo un debate en torno a la idea de la eliminación de la filosofía de la malla escolar. Todos tenían diversas posturas. Entre cosa y cosa llegamos a hablar de “la verdad”. Después pasamos a las creencias, de las creencias al consenso, del consenso alguien tocó el tema de Dios.

Mientras todos daban posturas y el profesor contraatacaba para hacernos titubear en cuanto a convicciones propias, yo me mantuve callada. Se suele pensar que quien calla no tiene nada que decir, pero en este caso, mientras todos hablaban, yo pensaba, pensaba, pensaba.

“Creemos en Dios. Nadie lo ha visto, pero aun así le atribuimos todo el sentido de nuestras vidas, incluso el mismo Big Bang. Ustedes saben que un científico les puede dar datos mucho más claros y probables y ustedes aún creen que fue él. Quiero una buena razón del por qué”, nos dijo. “Aclarando, soy católico, pero quiero hacerlos pensar”.

En ese momento me puse a relacionar. ¿Por qué le atribuimos realmente la creación a un Dios? ¡Claro! Si definimos a Dios, según lo que sabemos todos, es un ser que nos “hizo” a su imagen y semejanza, enviando a su propio hijo al mundo como un humano. Por lo mismo, asumimos que Dios tiene todas las capacidades y características del hombre, solo que cuando pensamos en él nos lo imaginamos omnipotente, grande, sentado en un trono, tal vez, en fin: superior.

Cuando pienso en la creación, en el mundo como lo conocemos, me doy cuenta de que milimétricamente todo está en un calce perfecto. Los ciclos, la vida, existe el instinto, la extinción, el hambre, los sentimientos, la procreación. Aún más preciso, el mundo está hecho a modo de que todo se entienda, se me ocurre, por ejemplo: las plantas. Están ahí. Purifican nuestro aire, sirven de adorno porque son muy hermosas, sirven de alimento para los animales, algunas para nosotros. Podemos cultivarlas, vemos cómo crecen, las vemos morir, todo fluye y lo entendemos.

Sin tener conocimiento de ello, está todo explicado. Cuando el hombre primitivo aparece en la tierra por primera vez, con el tiempo se da cuenta de que todo tiene ciclos: el día, la noche, el clima, las plantas, los animales, ellos mismos. Existe un calce extremadamente preciso entre varón y hembra para la procreación, sin tener que enseñarlo o explicarlo, está todo a su alcance para poder comprender la vida y hacer que el ciclo fluya. Como si alguien lo hubiese armado de esa manera para que pudiéramos vivir en base a ese “manual natural”.

Luego, meditando… “ALGUIEN lo armó así”. La única forma de que esa frase nos haga sentido es pensar en nosotros mismos. Cuando crecemos estamos realmente conscientes del pensamiento humano, de nuestras habilidades y capacidades. Al hombre se le cría y entrena su mente a modo de sembrar en él la capacidad de crear, de relacionar, de ser lógico y de hacer que todo calce y luego sacar conclusiones.
Si en base a eso analizo el orden de la naturaleza, me doy cuenta de que lo atribuimos a un Dios (hombre superior) porque vemos en esa creación una distribución tan uniforme, tan perfecta, tan bien hecha que sólo puede ser obra de un ser pensante capaz de crear de manera lógica y entendible el mundo a modo de que todo aquel que pase por ahí y vea esa creación la entienda y la sepa llevar. Y sólo el hombre es capaz de hacer, armar algo que sea útil de manera consciente y para que los demás lo comprendan. Entiendo entonces el orden de la naturaleza como una guía, un mapa natural hecho para el entendimiento de todos.

Yo creo que atribuimos todo a Dios porque es una manera de sostener que nuestra existencia tiene sentido y que nuestras habilidades no están tan lejos de las que él posee. Por lo mismo, nos es más fácil pensarlo como un hecho verdadero, debido a que si yo soy hombre y Dios es hombre, Dios creó con sus propias manos el mundo y yo tengo manos y puedo crear, se me hace lógico, entendible y probable que el Big Bang haya sido obra de alguien que sabía cómo hacerlo.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Camila Duk

Camila Duk
Viñamarina, estudiante de periodismo en la UAI. Me gusta el arte, el deporte, la música, leer, viajar. Una vez que egrese quiero dedicarme al periodismo investigativo, corporativo y además hacer algún magister en comunicación estratégica o algo que tenga que ver con política. Entre mis otras opciones de carrera estaba arquitectura o astronomía (aunque no lo crean). Me gusta el cine y cuando chica soñaba con ser actriz.

También puedes ver

¿Por Qué Defender la Libertad de Expresión?

En primera instancia creo que debemos recordar que la libre expresión es un derecho humano …