Inicio / D-Cultura / El Poder de Leer

El Poder de Leer

libros-foto-columnaPreocupación y consternación serían las 2 palabras específicas para describir lo que siento hoy acerca de la triste realidad que vive la juventud chilena en nuestra sociedad con respecto a la práctica de la lectura (en todo ámbito) que tanto se ha ido deteriorando y desvalorizando últimamente a lo largo del tiempo. Hoy, millones de jóvenes prefieren estar “pegados” a la pantalla de un celular “whatssapeando” antes que abrir un entretenido libro de aventuras o historia, prefieren pasar horas jugando frente a una consola (play, xbox, nintendo, etc.) o un PC adentrándose en un mundo virtual antes que hojear un diario y tomar conocimiento de lo que sucede en el mundo real.

Es realmente lamentable reflexionar y darnos cuenta de cómo el avance de la tecnología en vez de ir de la mano con el desarrollo intelectual y cultural de una persona, ha terminado por ser una traba que ha estancado el proceso y, en algunas situaciones, hasta lo ha hecho retroceder. Los libros y, leer principalmente, siempre ha sido una poderosa fuente de conocimiento y aprendizaje, no sólo por el contenido que proporciona el escrito sino también por las habilidades que permite desarrollar en los jóvenes, a saber: comprensión lectora, redacción, ortografía, comunicación, etc. Nos permite estimular la imaginación y ampliar nuestra mente. La lectura no son solo los libros, son también juegos, canciones, leyendas e historias.

Muchos nos quejamos de que la educación en nuestra sociedad deja mucho que desear culpando constantemente a las instituciones, escuelas, profesores, etc. Yo digo que la culpa en realidad la tenemos TODOS. Esto es un problema cultural que como un virus se ha instalado en el seno de nuestra sociedad para ir expandiéndose rápidamente hacia todos los rincones, casas, escuelas y habitaciones. Nuestra culpa ha sido no decir “paremos”, “basta ya”, “encontrar el antídoto”. Ha sido culpa de todos y cada uno de nosotros cambiar el libro por una pantalla, el conocimiento por aburrimiento, cultura por basura.

Investigaciones han demostrado que la lectura en los tempranos años de vida de una persona resulta de una trascendental importancia pues configura los cimientos para el posterior desarrollo mental y emocional de la persona. Sin embargo si en vez de esto llenamos de Ipads y celulares las estanterías de los niños de hoy, lo más probable es que el resultado no sea el descrito. Es por eso, también, que la juventud de hoy se encuentra tan desinformada y desorientada en los temas de actualidad, pues como no realizan lecturas, no poseen un debido conocimiento. Las bibliotecas han quedado obsoletas y las generaciones son cada vez más ignorantes.

Lo importante es que aún hoy y, a pesar de todo, estamos a tiempo de volver a leer y con ello poder volver a conocer, aprender, recorrer, imaginar, crear. Porque volver a leer es volver a saber. Leer es poder.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Diego Calderón

Diego Calderón

22 años, Universidad Adolfo Ibáñez, Estudiante de Derecho, 3º año.