Inicio / D-Cultura / Hacksaw Ridge

Hacksaw Ridge

Como la mayoría de las películas basadas en hechos reales heroicos, “Hacksaw Ridge” (malamente traducida como “Hasta el Último Hombre”) deja una sensación de paz y la esperanza de que aún quedan razones por qué luchar. La historia es de Desmond Doss, un joven que guiado por su vocación de servicio y amor a su país, se enlista en el ejército de EEUU, en plena II Guerra Mundial. Sin embargo, sus profundas convicciones religiosas y sus reiteradas negativas a usar un arma, lo convierten en un objetor de conciencia en una época y lugar donde no seguir órdenes era un delito y peor aún, una humillación. La película se divide en tres partes claramente demarcadas: la primera relata la infancia y vida privada de Doss pre-enlistamiento, donde se muestra al joven ingenuo, romántico y oprimido por un padre traumatizado y dictatorial. La segunda está dedicada al entrenamiento como soldado, la objeción de conciencia, la relación con sus compañeros y la búsqueda de la justicia que apoye sus creencias y su libertad. Y la tercera es el ataque a Hacksaw Ridge, Okinawa, donde la compañía de Doss llega a buscar una victoria tan ambiciosa como improbable. Escenas de violencia desgarradora, tan fuertes, intensas y morbosas hasta el punto de ser innecesarias (que hacen recordar a “La Pasión de Cristo”, también de Mel Gibson), no recomendables para corazones o estómagos sensibles. Andrew Garfield se luce como protagonista, robándose la película y acaparando todos los aplausos tanto teatral como emocionalmente. Y aunque cada uno de los demás soldados destacan en sus bien definidos papeles es, sin duda alguna, Vaughn quien concentra la atención de un público que comienza disfrutando de su ingenio y valora su evolución de acuerdo a la intensidad de las circunstancias. Una película para admirar, pensar y sumergirse en las profundidades del crimen de la guerra. Gran candidata al Oscar. Misión cumplida.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Pia Greene

Pia Greene

Cofundadora y Directora de Dcolumnist.com. Periodista de profesión, intento de escritora por vocación. Eterna estudiante, servidora pública, profesora universitaria y consultora. Esposa enamorada y madre dedicada de gemelas idénticas y perfectamente complementarias. Amiga fiel en varios rincones del mundo, amante de viajar y comer. Intensa pero reciente deportista, ávida lectora y consumista culpable de películas y series. Donante sin restricción. Libre y liberal.

También puedes ver

En Busca de Dr. House: una Mirada Crítica a la Medicina en Chile

Siempre me jacté de ser una persona sana. Aparte de haberme quebrado un par de …