Inicio / D-Chile / ¿Identidad en Chile?

¿Identidad en Chile?

La identidad en nuestro país suele ser un tema que genera gran confusión y debate al momento de intentar definir qué nos ha heredado realmente nuestra cultura a lo largo de los años, por lo que se hace necesario, de vez en cuando, plantearnos preguntas y esforzarnos por reconocer y analizar las cualidades, costumbres y vicios (entre otros aspectos) que de verdad nos identifican. En especial estando a pocas semanas de Fiestas Patrias, período en el cual se anuncian de formas más exacerbadas las aparentes “chilenidades”.

Probablemente y desde el inconsciente, las primeras imágenes que se vienen a la cabeza de un chileno cuando se habla de identidad son la cueca, los huasos, la bandera, etcétera; en general, la mayoría de lo que se quiere representar en los festejos del 18 de septiembre cada año. Y ahora debemos detenernos y preguntar: ¿qué es la identidad? Ciertamente lo nombrado antes pertenece a íconos nacionales que conocemos de cerca y que de alguna forma apreciamos, y que lógicamente relacionamos con el término en cuestión porque así nos lo enseñaron directa o indirectamente desde pequeños.

Según la RAE, la identidad es el “conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás.”, y aunque sea una definición simple, es suficiente para sacar algunas conclusiones. Yo no uso, por ejemplo, ningún día del año ropa de huaso ni  bailo bien cueca, no es un rasgo propio que llevo como chileno; tendría que vivir ambas cosas para que fuesen parte de mi identidad. La confusión está en que, quizá, lo que nos identifica son esas tradiciones puestas en conjunto como celebración, eso sí lo vivimos. Aun así debemos reconocer que estas sí fueron parte de una identidad pasada que ya no nos pertenece, como la vida en el campo y las haciendas.

Después de esto ya empezamos a preguntarnos qué otras cosas nos identifican, y sinceramente para mí es difícil encontrar algún pilar fuerte de nuestra identidad. Solemos escuchar por ahí ” los chilenos somos copiones”; ¿están de acuerdo con esa sentencia? A mí sí me hace sentido, y aunque sea poco positivo me causa bastante gracia, porque podría ser un buen ejemplo de una parte pequeña de nuestra identidad. Tal vez ser “copiones”, sumado a otras causas históricas, ha producido que nuestros rasgos propios se encuentren ahora tan difusos. Me es inevitable sentir un bajo autoestima del chileno en cuanto a su identidad. Sin embargo, no hay que ser demasiado pesimistas, nuestra identidad está y más cerca de lo que pensamos.

Más que nombrar lo deducible de nuestra cuestión principal, me gustaría llevar el concepto más allá y plantear que uno de los mayores fundamentos de nuestra identidad es, por ejemplo, nuestra geografía. Nosotros adquirimos cualidades y costumbres a medida que nos adaptamos y asimilamos nuestro entorno. Y a pesar de que Chile posea muchos ambientes distintos por su longitud, todos estos se irán conjugando para formar una gran identidad. Lo que nos une, la cordillera, que ya nos pertenece; somos la cordillera así como somos el aire que respiramos. Esto teóricamente no se irá nunca y por lo tanto nos identificará hasta que decidamos desligarnos por nuestra cuenta, algo no parece muy lejano.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Octavio Soto

Octavio Soto