Inicio / D-Cultura / ¿Y Si el Meme Se Hiciera Literatura?

¿Y Si el Meme Se Hiciera Literatura?

meme-foto-columna-si-es-que-queda-bienEl lunes 5 de abril Nicanor Parra cumplió 102 años.

Desde hace un tiempo que los cumpleaños del poeta chileno empezaron a ser noticia (lo que en cierta forma es un tanto triste). Sin embargo, por lo menos para mí, la idea de que él “se vaya” es difícil de imaginar, por el hecho de que Parra hace ya tiempo que permanece en este mundo. Por lo menos para mí, la figura del antipoeta se me pintó como la de alguien que apareció con la intención de desordenar todo: “contra la poesía de salón/ la poesía de la plaza pública”, algo como poesía para todos… Claro, me hicieron leer Poemas y Antipoemas, pero en ese momento, según recuerdo, no entendí mucho de qué se trataba todo eso.

La imagen de Nicanor Parra me genera una especie de omnipresencia, no en un sentido adulador como si se tratara de un dios. A lo que me refiero es que —probablemente— a muchos de los que tenemos menos de 40 años se nos enseñó que Parra era una especie de revolucionario… y, ahora, cada cierto tiempo, generalmente por un nuevo cumpleaños, vuelve aparecer esa figura del antipoeta— con todos los matices conceptuales que puedan encontrarse sobre este término en las mentes de cada persona.

Particularmente, estos recordatorios mediáticos, entre otras cosas, me traen a la mente algunos de los artefactos poéticos del antipoeta, que son tan difíciles de olvidar. Hay uno que recuerdo con particular interés: en una tabla titulada “Proceso dialéctico”, aparece como “Tesis” un signo de exclamación; como “Antítesis”, uno de interrogación; y, en “Síntesis”, ambos signos se juntan y crear una figura que hace alusión a la hoz y el martillo (símbolo del comunismo, claro).

Este simple artefacto, la primera vez que lo vi, me dio una sensación de familiaridad. Estuve un rato pensando en el por qué de eso. Hasta que me acordé de un meme que vi en Facebook, de una situación similar: La “Tesis” era Él un tomo de El Capital del Marx; la “Antítesis”, el logo de Coca-Cola; y la “Síntesis”, el nombre “Marx” puesto en la etiqueta de una de estas bebidas. Quién sabe si el que creó este meme tuvo la idea después de haber visto el artefacto parriano. Eso no es lo central. La cuestión es que, además de los elementos concretos, en ambos objetos hay una cosa cómica que, en mi opinión de aficionado a las palabras, va un poco más allá de la risa simple: ambos toman elementos cotidianos, históricos y consiguen representar fenómenos complejos de manera ilustrativa y graciosa…

Me pasa con ciertos memes, que veo en ellos algo así como la misma intención del antipoeta. Quizá peco de ignorancia con lo que digo, pero me es inevitable. Me despiertan la idea de que la poesía puede ser muchas más cosas que un papel con versos impresos. No digo que ese ejemplo de Marx y Coca-Cola sea algo que debería publicarse en un libro, para nada. Simplemente me despierta la idea de que la poesía es algo mucho menos “formal” de lo que se podría suponer. Parra desordenó el panorama, pero quizá él solo haya sido como un puntapié inicial.

Con los apurados tiempos actuales, la literatura se ve algo obligada a acomodarse y tomar formas minimalistas, abreviadas. Además, y por otro lado, los distintos géneros del arte comienzan a tener estructuras híbridas, evolucionan de tal manera que, por ejemplo, las imágenes se mezclan con las palabras; ya no es raro encontrar novelas breves con fotos impresas que aportan a la trama.

Los memes son un hecho que podría terminar siendo una especie de prueba de lo anterior, llevada al extremo. Y no solo eso: alguna vez Parra dijo, en su discurso, tras ganar el Premio Miguel de Cervantes, que “la seriedad es cómica”, y habló de la seriedad de Franz Kafka y de Charles Chaplin. Si aceptamos ese espíritu parriano podríamos comenzar a expandir un poco la visión que tenemos del arte literario. Encontraríamos que estos artefactos, los memes, no están alejados de lo que Nicanor Parra entiende por literatura.

No es raro que alguien pueda quedarse instintivamente viendo la pantalla de su celular, como buscando algún contenido que le dé sentido a lo que está haciendo. En ese sentido, la literatura siempre ha convivido con la realidad, y no tendría por qué dejar de ser así en tiempos de memes, y teniendo en cuenta a Parra.

Foto: colombofile.wordpress.com

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Guido Macari

Guido Macari
Un tipo aún joven, que hace poco tiempo escribió su primera columna de opinión.