Inicio / D-Chile / En el mundo (al revés) que vivimos

En el mundo (al revés) que vivimos

Gran asombro causo el comienzo de la entrega de bomba de insulina en nuestro país, por la ley “Ricarte Soto”, estas cosas claramente nos enorgullecen ya que van en ayuda fundamental de los que están en espera y necesitan esto.

Ahora sin ir más allá cuando comenzó esta entrega tan necesaria para los que sufren de esta enfermedad, también se desarmo otra madeja donde aparecen nuevos casos de corrupción, pagos indebidos, malversación de fondos, etc.

No quiero especificar algún caso en específico donde han aparecido estas irregularidades ni caer en nombrar o no a alguno, más bien hablo sobre esto para denotar un punto que me gustaría ir.

Si todos estos desfalcos que son estatales, o tiene relación a dineros de empresas que son gubernamentales, fueran, aunque sea solo una parte en ayuda real del listado de gente que están en listas de esperas de poder recibir una subvención para poder costear sus tratamientos, las cifras positivas en salud de nuestro país serian auspiciosas.

Siendo lógico en lo que escribo si estas personas que juegan con dineros que no son de ellos y corresponden a los cargos fijos que maneja el gobierno, este país también tendría cifras mejores respecto a calidad de personas.

¿Cómo poder luchar contra esto?, ya que al final uno escribe dentro de lo que significa la impotencia y rabia de cómo existen algunos que se llenan los bolsillos de un modo muy canalla.

Pero si todos estos dineros perdidos fueran a la ayuda de personas con estados de salud deplorables, gente que están en situación de calle, instituciones que hacen y se preocupan de los mas desposeídos, hasta los mismos bomberos de este país, estoy seguro que seria una noticia agradable de tener en la palestra, y quizás siendo bien objetivos, sin justificar las cosas que se hacen mal en corrupción, hasta no nos enojaríamos tanto con ellos, sigo insistiendo dentro de la utopía que significa esto.

¿Cómo poder luchar contra estos casos?, es difícil y de seguro siempre aparecerán métodos nuevos y formas que lleven, por eso como se dice “el papel aguanta mucho” y eso es lo que uno hace al escribir un ensayo, donde se habla de las carencias, la sociedad y detalla cosas que a muchos nos gustaría.

Ahora, los costos involucrados en ir a la siga de las personas “malas” también están asociados a valores que exceden lo que nos gustaría y por eso todo lo que significa que se perdió más al iniciar la batallas, seguimos sumando dineros que podrían ir en nuestras “ayudas sociales” al parecer es un circulo vicioso. No quiero decir que no es malo ir tras de los que nos hacen mal, pero como no existen formas de poder ir en ayuda de los que “no tiene o pueden hacer”, ya sea como lo comenté por carencia.

A uno siempre le gustaría creer que las cosas se van a solucionar, pero tapar el sol con un dedo, es una tarea difícil de entender y realizar.

Pero poner temas en la palestra quizás puede hacernos tomar conciencia sobre lo que esta ocurriendo y poder desarrollar todas estas incongruencias y llevarlas a congruencias esperanzadoras.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Diego Kort

Diego Kort

También puedes ver

Inclusión y educación social del caballo chileno

Cuando hablamos de educación, siempre nos nacen miles de ideas a la cabeza, pero si …