Inicio / D-Chile / Papá, No Soy un Guerrillero

Papá, No Soy un Guerrillero

Castillo, F Indignado (Foto Columna) (08.08.16)Papá, no soy un guerrillero, no te enojes si me detienen, no te alarmes si estoy en paro. No soy un guerrillero, sólo soy un indignado. 

Hoy salimos a marchar nuevamente, y quizás la frase ya te parece manoseada, te huele a consigna barata de un movimiento a tus ojos desarticulado, que ha perdido vigor y apoyo de la ciudadanía, pero marchamos con la frente en alto, cantando fuerte, corriendo del Carabinero con todo lo que dan nuestros pies helados. Es nuestro deber Papá, nuestra deuda con tus nietos y sus nietos, no quisiera que heredaran lo que sus padres y los tuyos no lograron  cambiar. Nuestra sociedad ya no resiste su estado actual, sus contradicciones e injusticias. No queremos aparecer más como uno de los países más desiguales del mundo, nos indigna, también nos duele. 

Nos duele Chile, Papá. Nos duele la AFP, la ISAPRES, la Constitución, el Binominal, el CAE, el SENAME, GENCHI, el sistema de Salud, el agua privatizada, la Agenda Corta, la Ley de Pesca, las boletas de los políticos, suma y sigue, Papá. Hasta las cárceles las concesionaron, Papá. 

No me cuentes historias de la Dictadura, las marchas en los ‘80s, tus marcas de lumazos ya olvidados. Hoy marchamos porque tus luchas no fueron suficientes, derrocaron al tirano ¿luego qué?, 20 años de lo mismo: senadores apernados, empresarios jugando cual titiriteros con nuestras instituciones, mira cómo florecieron las universidades privadas, como honguitos tras la lluvia, mira al lucro que enriquece a pocos y empobrece a muchos, no damos más de segregación, basta ya de engañarnos con la PSU. 

No encares a mis amigos dirigentes, no te rías en su cara, Papá. Apláudelos, ellos se atreven, duermen poco y sueñan mucho, por ti, por mí, por todos. No los compares, Papá, con tus camaradas, hoy dormidos en el Congreso, en sus empresas. Despierta, sacúdete de tus miedos Papá, si quieres asume los nuestros, pero deja los tuyos, ya es hora, es tiempo de cambiar Chile, de volver a soñarlo propio, fértil,  inclusivo. 

Corro ahora Papá, a la micro y a la escuela. Con un poco de miedo, miedo a las lacrimógenas, miedo al Carabinero, y no puede ser. No quiero vivir con miedo, ni endeudado, ni segregado. Quiero vivir indignado, pero que mis indignaciones no sean las mismas que las tuyas hace más de 30 años. 

Si me detienen, Papá, no te enojes, tráeme cigarros.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Francisco Castillo

Francisco Castillo

No muy entusiasta estudiante de Derecho, Universidad de Chile. Mafalda es mi profeta.
Colecciono máquinas de escribir, compro más libros de los que puedo leer, tengo un gato albino.