Inicio / D-Chile / Pensiones: ¡El Foco en lo Importante!

Pensiones: ¡El Foco en lo Importante!

¡La discusión previsional llegó para quedarse! El domingo pasado el movimiento NO+AFP logró nuevamente una alta convocatoria en su marcha en contra del sistema, volviendo a presionar a las autoridades políticas del país para realizar cambios sustantivos a la capitalización individual. Por ello, resulta importante profundizar en este debate y desmitificar algunos eslóganes que poco aportan a la discusión y al mejoramiento de las pensiones.

De esta forma, un primer punto interesante de abordar es ¿qué pasa si decidimos avanzar hacia un NO+AFP? A priori, la alternativa que proponen los impulsores de este movimiento es volver a un sistema de reparto, pero entonces debiésemos preguntarnos ¿mejorarán las pensiones con un sistema de reparto?

El sistema de reparto se fundamenta principalmente en el aporte mensual de los trabajadores a un fondo colectivo. Dichos fondos son utilizados para financiar las pensiones de quienes jubilan. De esta forma, los trabajadores activos financian las pensiones de los pasivos mediante el pago de un impuesto previsional. Así, la pensión de los trabajadores no dependerá de su capacidad de ahorro y esfuerzo personal, sino que será determinada por leyes y discreción de la autoridad, quienes fijarán la tasa de reemplazo del sistema y los requisitos que el trabajador debe cumplir para recibir esta pensión. Sumado a ello, el sistema de reparto esconde un elemento de gran injusticia social: dadas las exigencias de cotización que plantea para poder acceder a la pensión (promedio de 15 años en las distintas Cajas que hubo en Chile), el reparto afecta severamente a quienes han debido lidiar con la cesantía y precariedad laboral, quienes ni siquiera podrían recibir los aportes efectivamente realizados al sistema, los que sólo contribuirán a acrecentar artificialmente la pensión de los trabajadores con mayor estabilidad laboral. Así, los trabajadores que no cuenten con al menos 15 años de cotización, que hoy es una cifra cercana al 50%, y que, por lo general, son aquellos más necesitados en su vejez de un sistema de seguridad social que los ampare, no podrán recibir el pago por las cotizaciones realizadas.

Teniendo en cuenta lo anterior, aplicar en Chile un sistema como el utilizado hasta la Reforma de 1980 no sólo sería inviable desde el punto de vista demográfico, sino que afectaría principalmente a las personas más vulnerables, quienes no recibirían pensión alguna.

Es evidente de que el sistema de pensiones ha perdido legitimidad ante la ciudadanía. Las bajas pensiones sumado a las supuestas altas utilidades que han recibido las AFPs, han terminado por irritar a la ciudadanía. Es por ello que se requiere de importantes cambios paramétricos y de empoderar a las personas con el sistema.

Actualmente, existe una enorme desinformación y confusión respecto a cómo funciona el sistema. Desconocimiento sobre el monto y la propiedad de los ahorros, escasa información sobre las expectativas de pensión, etc. son algunos de los aspectos del sistema que muy pocos chilenos conocen. Dicha falta de educación previsional ha sido una de las principales causantes del desconocimiento ciudadano frente al sistema previsional. Por ello, urge que los chilenos conozcan cómo funciona la capitalización individual y la dependencia de ésta frente al esfuerzo individual; sólo así el sistema logrará posicionarse como una alternativa reconocida e imitada a nivel internacional.

Por último, es sumamente importante tener presente que un buen sistema de pensiones siempre debe tener como sustento un mercado laboral dinámico, que ofrezca amplias oportunidades de trabajo, y entregue buenos salarios. Cualquier mejora al sistema de pensiones, o el cambio definitivo de éste, requiere que las personas cuenten con trabajo y con un buen salario para así evitar la existencia de lagunas previsionales y de bajas cotizaciones. Por ende, así como es imperativo realizar un ajuste al sistema actual de pensiones, debemos cuidar el mercado laboral, a través de medidas pro crecimiento y pro empleo que permitan a todos los trabajadores contar con un ahorro que les permita financiar una pensión digna en el futuro. Medidas que claramente se han extrañado en los últimos años.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Felipe Rössler

Felipe Rössler
Cientista Político de la Universidad del Desarrollo con un Magister en Políticas Públicas en la misma casa de estudio. Fue Jefe de gabinete del Subsecretario de Servicios Sociales del Ministerio de Desarrollo Social y Jefe de gabinete de la Subsecretaría del Ministerio de Educación en el gobierno de Sebastián Piñera, y actualmente es asesor legislativo de la Fundación Jaime Guzmán en materias educacionales, laborales y previsionales.