Inicio / D-Mundo / Quiero Viajar y Regresar…

Quiero Viajar y Regresar…

Siempre es una buena fecha para viajar, para salir de la rutina y conocer el mundo que nos rodea. Para muchos viajar constituye unos de los aprendizajes más importantes que puedes tener en la vida y hoy cada vez es más accesible realizarlo, ya sea dentro de tu país o fuera de él.

Pero hay una cosa que es cierta, la mayoría de las veces nos inclinamos a destinos que nos muestren algo distinto a nuestra realidad, ya sea por paisajes, idiomas o culturas y existen ciertos lugares “preferidos” no solo por los chilenos, sino que por muchos viajeros en el mundo. Destinos como el Medio Oriente y sin ir más lejos Europa, que son frecuentados por millones de turistas al año que anhelan de una u otra forma viajar. Se escapan de sus vidas cotidianas y se sumergen en la vida de un viajero por días, meses o incluso años.

El problema es que muchas veces estos viajeros no regresan y NO por una decisión propia ni mucho menos por imprevistos que pudieran aparecer, sino que por el terror, disculpen, es decir, porque el terrorismo no les permite volver. Sí, así es, el mundo se ha visto envuelto en ataques terroristas de diferentes grupos extremistas que utilizan este método para, tal como la palabra lo dice, sembrar terror en las personas y cada vez son más los países que han sido víctimas: Francia, Bélgica, Turquía por nombrar algunos.

Cada vez que ocurren situaciones así, quienes cometen los actos logran su objetivo, el miedo se apodera de las personas que por algún motivo se encuentran ahí, miedo por ser la víctima, miedo por no recibir una llamada de algún ser querido, miedo de lo que pueda pasar después, miedo de no poder controlar ni “adivinar” que vendrá después.

Y aquí es cuando comienza el verdadero dilema al cual deseaba llegar. Comienzan las dudas, las incertidumbres de lo que “puede pasar”, nuestro instinto de supervivencia se apodera de nosotros y ahora, viajar no es sinónimo ni de aprendizaje ni de felicidad. Muchos dirán “yo no pienso así” y puede ser que no sea tu opinión particular, pero yo y muchos sí sentimos lo que intento expresar.

Así, hoy viajar se ha convertido en sinónimo de incertidumbre, de miedo y de un segundo a otro, ese mismo segundo cuando encendemos la televisión o revisamos alguna red social con la noticia de un nuevo atentado, todo lo bueno de viajar desaparece (aunque no totalmente). Ahora pensamos un poco más en tomar esa decisión de la que antes tan libre y improvisadamente elegíamos ser parte.

Esta situación produce rabia y es difícil racionalizar el sentimiento que aparece junto con un nuevo atentado, la rabia por la falta de justicia en situaciones así, que personas inocentes tengan que pagar el precio de disputas religiosas, políticas o como quieran llamarlas.

No encuentro justo que tengamos que vivir en un constante estado de alerta, de preocupación por lo que nos puede suceder si salimos de nuestras casas y ni pensarlo si salimos a viajar. No encuentro justo que dañen patrimonios que por siglos nos recuerdan de la historia de la humanidad y todo el arte que nuestros antepasados dejaron. Pero más que nada en el mundo, lo que no encuentro justo es perder la vida viajando, conociendo, aprendiendo, viviendo y que todo dependa de ese segundo, cuando todo explota…

 

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Patricia Cofré

Patricia Cofré
Estudiante de periodismo UAI, 20 años siendo Patricia, viñamarina de corazón, amante del fútbol y bueno, de todos los deportes. Enamorada de la fotografía, los viajes y la buena vida. ¡Solo hay que amar y hacer lo que uno quiera!