Inicio / D-Deportes / Rodeo ¿Deporte Nacional?

Rodeo ¿Deporte Nacional?

Lo juega una elite, y con elite me refiero a un grupo minoritario, (no una elite de personas que tienen un estatus superior al resto de las personas de la sociedad), aunque en parte sí…

Como conclusión, es imposible que todos vayan a ver ese deporte brutal en el que se ve reflejada la exaltación máxima de brutalidad e insensibilidad humana ¿Por qué tenemos que ver cómo un caballo golpea una vaca o toro por “diversión”?

Con los baratos argumentos que defienden a este “deporte nacional”, con “reglas” explícitas, como que los bordes son acolchados, que el animal no sufre (ese es el argumento más falso), que el caballo tiene que ser un pura raza chileno, que golpear al novillo en forma innecesaria o fuera de las zonas de atajada será sancionado (otra mentira, los golpean a cada rato, siempre se caen y el caballo está sometido a un escenario de estrés y el novillo a constantes golpes hasta caer desangrado, entre otras.

¿Cuánto se gasta el Estado en auspiciar este deporte? Según medios como el diario La Segunda, son alrededor de 4.000 millones de pesos aproximadamente desde el año 2009 hasta el 2014.

En síntesis, el gobierno podría designar gran parte de ese dinero a otro tipo de cosas y no a la construcción de medialunas para seguir fomentando este tipo de actividades que se ven en las fiestas patrias y que, aparte de ser brutales, son fomes e innecesarias.

No nos basta con tener un sinfín de mataderos llenos de novillos, entre otros animales en el país, sino que también tener un deporte para divertirnos con ellos mientras una horda de personas sentadas aplauden por ver a una vaca lastimada, gastando gran parte del dinero estatal en ello.

Espero con ansias que este “deporte” se extinga luego y que las ONG como Animal Libre logren de una buena vez que se prohíba esta actividad como lo han hecho en otros países como con las corridas de toros en España.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Francisca Jarpa

Francisca Jarpa
Nací en Viña del Mar el 16 de Mayo del 1995, tengo 21 años y estudio periodismo en la Universidad Adolfo Ibáñez, voy en segundo año y pretendo dedicarme al periodismo televisivo.