Inicio / D-Todo / Romeo y Julieta 2.0

Romeo y Julieta 2.0

Romeo (foto columna)Vivir en el siglo XXI tiene sus ventajas: existe la depilación laser y definitiva, hay más de mil y un sabor de cereales, existen los condones musicales, el comunismo es una idea loca y lejana, hay nintendo wii, clonaciones de ovejas, las feas ya no existen gracias a las cirugías y photoshop, vive el inigualable e incomparable señor que todo lo sabe (Mr. Google), la virginidad pasó de moda… y el amor perdura, aunque ya nadie esté dispuesto a morir por él. Romeo y Julieta no son más que un hermoso recuerdo del ayer.

Hasta hoy. Hasta que mi pasado resucita y sin previo aviso se cuela en mi vida cual fantasma jactándose de su inigualable capacidad de entrar sin preguntar.

Ya les conté cómo apareció. Ahora viene la II parte: el impacto en la sociedad.

Yo no sé lo que es tener un hijo, pero de una manera u otra entiendo a los padres. Entiendo que quieran lo mejor para uno, que no te quieran ver sufrir, que den la vida por hacernos felices y toda esa cursilería que se dice por ahí… lo que no entiendo es por qué insisten en tener el control eterno de nuestras vidas.

  • “¿Te acuerdas de Laura? Esa compañerita tuya del colegio, que se graduó con honores… Se fue a estudiar a Harvard con una beca, con su brand-new husband, médico cirujano de la PUC. Está preciosa, parece que el embarazo le ha sentado fantástico. Me contó su mamá que además le ofrecieron un trabajo allá y le dan casa, auto y un sueldo impensable para una joven de su edad”.
  • “Qué bueno, mamá, me alegro por ella”.
  • “Ah! Y supe también que la Trini, la que todos pensaban que nunca encontraría su camino, conoció a un arquitecto que trabaja en un estudio súper reconocido y que al parecer se van a casar…”.
  • “¿En serio? Hace mil que no sé de ella. ¡Qué bueno!”
  • “Sí, espectacular. Me encontré con Felipe, que me contó de su nueva guagua, tan linda…”.

Ya empezaba a ver para dónde iba.

  • “¿Y tú, mi amor? ¿Alguna novedad?”.
  • “No, mamá. Todo tranquilo, igual que siempre. Mucho trabajo, tu sabes cómo es la política, siempre hay algo nuevo”.
  • Sí, he escuchado. ¿No has pensado en irte al mundo privado? Dicen que se gana mejor…

Mi silencio fue su respuesta.

  • ¿Y conociste a alguien? Porque supe que el hijo de Ester está soltero.
  • Mamá, ya sabes que estoy feliz con Romeo.
  • Sí, pero tienes que estar abierta a otras posibilidades…

Silencio.

  • Yo no quiero presionarte, mi amor. (¡Noooo! ¡Por supuesto que no quiere eso!). Sólo creo que te mereces alguien que te quiera, que te pueda dar el nivel de vida que nosotros te hemos tratado de dar con tu papá.
  • Romeo tiene profesión y trabajo.
  • Sí, mi vida. ¿Pero por qué un ingeniero que no quiere ejercer su profesión? O sea, me parece raro… ¿Crees que trabajar en una fundación es un trabajo serio? ¿Cuánto puede ganar?

No respondo. Ni yo sé, y no me interesa. Estoy enamorada de él, no de su sueldo…

Y prácticamente todas las conversaciones últimamente han terminado así. Mis padres “sutilmente” objetando mi relación y yo “no tan sutilmente” aferrándome a él…

Y bueno. Es el siglo XXI. Todos pueden dar su opinión.

Hasta que la muerte nos calle.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Victoria Fernández

Victoria Fernández
Soy una mujer como cualquier otra, pero a diferencia de muchas, digo lo que pienso, hago lo que digo y soy como soy.

También puedes ver

¿Y Recién Ahora Te Das Cuenta?

Se demoró dos años y medio en entenderlo. Tuvieron que pasar 122 semanas y un …