Inicio / D-Política / Yo también quiero hablar de las AFP´s

Yo también quiero hablar de las AFP´s

imageTodos hablan de ellas. La radio, la televisión y la calle. Mucho se ha hablado. Y con esta humilde columna, yo también quiero dar algunas opiniones:

  1. Competencia: no existe. Todos hemos recibido cartolas que informan que cada AFP es mejor que la otra por rentabilidades en distintos fondos. Pero cuando uno ve las diferencias en la rentabilidad, no son más de un 2 a 3% de diferencia entre una AFP y otra. Por ende competencia de rentabilidad no existe, porque si la hubiese, estaríamos bombardeados por publicidad de esa AFP con rentabilidad considerablemente mejor. Los fondos en los que invierten tampoco son muy diferente entre una y otra. Esta parte yo la presumo un poco, ya que cuando pregunté en mi AFP donde estaba invertida MI PLATA, me respondieron que no podían decirme. Pero de nuevo, si una estuviera invirtiendo en fondos distintos al resto, se notaría en su rentabilidad. Al final del día, la gran diferencia es la comisión. Es decir, tenemos 5 AFP con miles de trabajadores, cuyo único diferencial es cobrar menos mensualmente por el manejo de nuestra plata. Cuando día a día se sabe más y más sobre las AFP y lo que hacen con nuestra plata, sorprende que no se les ocurra (o no quieran) ningún tipo de diferenciación. Y no hablo de atención al cliente ni nada. ¿Si hay AFP´s que le prestan plata a bancos o empresas estratégicas del mercado, no sería “lindo” que esa AFP, con el fin de diferenciarse del resto, ofreciera beneficios a sus afiliados? Por ejemplo, AFP Vejez Linda, le presta plata al banco Plata linda, y con el fin de ser distinta, le dice a sus afiliados “Si Ud. nos elige, le prometemos que al momento de pedir préstamos con banco Plata Linda, Ud. tendrá una tasa de interés preferencial”. No sé si esto será legal o no, pero sería una buena forma de que las empresas altamente cuestionadas mejoraran un poco su imagen. Además, mi plata se la prestan al banco a un interés, y ellos me la prestan a mí a un interés mayor, por ende, ni siquiera debiese ser un “favor” de la AFP.
  2. Apuntemos al cotizante, pero y ¿las empresas?: muchas propuestas se han dicho. Varias, del mundo empresariado. Expertos, economistas, ex presidentes, ex directivos, gerentes, etc. Muchas personas que viven en una realidad alterna, apuntan sus dardos y cambios al cotizante. Para mejorar la pensión hay que atrasar la edad de jubilación. Para mejorar, el cotizante tiene que aumentar porcentaje de aporte. Ideas para mejorar en donde el sacrificio lo debe hacer el trabajador. Yo me pregunto, ¿y el empresariado? ¿Acaso no tiene nada que aportar? ¿Por qué no se le da más énfasis en que el empleador debiese aportar al fondo del trabajador? ¿Por qué nadie dice que para mejorar las pensiones se deberían empezar a subir los sueldos? Estamos en un país en donde el 80% gana menos de 500 mil pesos. Si se decidiera subir los sueldos, los chilenos tendríamos más plata en los fondos. A lo que voy con todo esto es que el gran y solidario empresariado podría empezar a sacrificarse ellos primero antes de “pedírselo” a los trabajadores.
  3. Bajas pensiones, parte del problema: de que las pensiones son y serán bajas no sorprende a nadie (bueno, menos a don José). Y ese es el gran problema de llegar a ser viejos. Pero vayamos más allá. Otro gran problema es lo “mal parados” que nos pillará la jubilación. Cuando gran parte de los trabajadores gana bajos sueldos, por ende, vive una vida pre-jubilación muy endeudada, es obvio que al momento de jubilar, tendremos la tormenta perfecta. Un bajo sueldo con alguien endeudado a quien se le cobra todo. Si los trabajadores tuvieran sueldos dignos, tuvieran préstamos de bancos sin intereses abusivos y sus hijos tuvieran educación gratuita, las malas pensiones no harían tanto ruido como lo hacen hoy, ya que bajo esas condiciones, posiblemente a muchos los pillaría mejor parado la jubilación. Pero estamos en Chile y eso aún no sucede, por lo que al momento de jubilarse, llegaremos con una mala situación económica que sumado a una baja pensión y gastos en salud caros, nos dejará al borde de la quiebra.
  4. Limitemos sueldos de gerentes y directivos: ¿Cuánto ganan los gerentes y directivos de las AFP´s? ¿Este dato no debiese ser de público conocimiento? Mal que mal es nuestra plata la que le paga sus sueldos. No sé cuánto ganan pero imagino que debe estar por sobre los 5 millones de pesos al mes. Teniendo en cuenta de que ellos son los que manejan nuestra plata, ¿No debiese haber alguna limitación de sueldos máximos? Por ejemplo que los sueldos no superen 15 veces la pensión promedio. Al menos así, habría un incentivo por mejorar el escenario.

Que las AFP´s no han cumplido con lo prometido no es noticia. Pero ya es hora de que empecemos a hablar de temas impuestos por nosotros, los trabajadores, y dejemos de escuchar recomendaciones de expertos, que de seguro, no se jubilarán con una pensión de 200 mil pesos.

¿Quieres comentar?
Mejor Opina. De Verdad.
 

Acerca Renán Fuentealba

Renán Fuentealba
Médico veterinario, fotógrafo amateur, comediante de vez en cuando, padre y esposo. Aprendo día a día gracias a mis errores.

También puedes ver

El Postnatal, El Backstage

Como les dije en una columna anterior, soy padre hace casi 2 años. Antes de …